Sin sulfatos, todo lo que necesitas saber sobre los productosEn la época actual, parece casi imposible comprar productos de cuidado personal sin preocuparse por todos los ingredientes que contienen. Constantemente, estamos bombardeados con advertencias para evitar ingredientes como los parabenos y los sulfatos. Cuando se trata de éste último, no faltan productos en los estantes que promocionen su estado “sin sulfatos”. Pero a pesar de esta visibilidad, los sulfatos todavía son muy utilizados. Estos ingredientes se encuentran en más del 60% de pastas de dientes y productos para teñir el cabello, y en más del 70% de champús, geles de baño y jabones de manos. Entonces, ¿cuál es la mejor opción? ¿Seguir utilizándolos o evitarlos por completo? Esto es lo que debes saber.

¿Qué son los sulfatos y qué función tienen en los productos de cuidado personal?

Los sulfatos son detergentes o surfactantes que se encuentran comúnmente en productos de higiene personal. Se agregan para crear espuma y eliminar los restos de suciedad de la piel y el cabello. El mayor problema con los sulfatos es que, debido a su agresividad, pueden causar diversos niveles de irritación en la piel y los ojos que, para las personas que la experimentan, se agrava cuanto más tiempo está en contacto el producto con la piel. De este modo, los sulfatos pueden resecar la piel y provocar acné. En comparación con la piel de la cara, la piel del cuerpo es un problema menor, por lo que la mayoría de las personas toleran los sulfatos en los geles corporales.

Cuando se trata de productos para el cabello, la preocupación tiene que ver con la forma en la que estos ingredientes pueden afectar a su calidad. Cuando se usan champús con sulfatos, éstos resultan muy eficientes porque realizan una gran limpieza a fondo pero, a su vez, eliminan los aceites naturales del cabello, los cuales son necesarios para mantener la hidratación capilar. Por este motivo, algunas personas pueden notar que su cabello se vuelve áspero, seco y quebradizo y provocar sequedad e irritación en el cuero cabelludo.

¿Pero son peligrosos para mi salud?

El consenso científico general dictamina que los sulfatos no representan un riesgo para la salud fuera de la posible irritación de la piel y los ojos, descartando por completo su posible relación con afecciones y enfermedades graves como el cáncer. En conclusión, si tu piel y cabello no presentan ningún problema de sequedad e irritación, puedes seguir incluyendo champús con sulfatos a tu rutina de higiene. Si por el contrario, notas que estos productos provocan irritaciones en tu piel, valora el hecho de utilizar productos más suaves que respeten sus propiedades naturales.

En DSD de Luxe, contamos con una línea indicada para los cueros cabelludos más sensibles: Medline Organic. No dejes de probarla.